domingo, mayo 27, 2007

Ser montubio es un orgullo

ORDENANZA MUNICIPAL

EL I. CONCEJO CANTONAL DE SALITRE

En ejercicio de las atribuciones que le confiere la Ley de Régimen Municipal,

Expide:

La siguiente Ordenanza de creación del nombre de 'Salitre

Capital Montubia del Ecuador" al cantón Salitre.

ORDENANZA

Que, desde hace varias décadas en Salitre, cantón correspondiente a la provincia del Guayas, se vienen realizando los afamados "Rodeos Montubios", donde el campesino de este sector demuestra sus destrezas, su intrepidez y valentía en la doma de potros y caballos salvajes;

Que, el hombre de la campiña tiene su singular forma de vivir, siendo un individuo extrovertido, dicharachero, charlatán manteniendo así sus raíces ancestrales;

Que, el hombre que habita en todo el cantón Salitre, mantiene su coraje y grandes sentimientos de cariño y deseos inmensos de ver grande y próspera a su tierra natal;

Que, distinguidos ciudadanos de Guayaquil, como don Carlos Armando Romero Rodas, propietario de Radio Cristal e ingeniero Leonardo Carvajal, Gerente General de la Compañía COLISA y otros ciudadanos del país están conscientes de que es en Salitre la génesis de la verdadera expresión montubia de nuestra patria;

Que, la ilustre Municipalidad con fervoroso sentimiento de que el cantón Salitre, mantenga y expanda su cultura vernácula, nacional e internacionalmente, y,

En uso de las atribuciones que le confiere la Constitución y la Ley de Régimen Municipal,

Expide:

la Ordenanza de denominación "Salitre Capital Montubia del Ecuador.

Art. 1. Declarar el 12 de octubre de cada año el Día del Montubio Salitreño.

Art. 2. Exigir a todas las instituciones del cantón que en la papelería en la parte inferior esté insertada la frase "Salitre Capital Montubia del Ecuador".

Art. 3. Que en esta fecha clásica del montubio salitreño, la Municipalidad e instituciones culturales del cantón, organicen conferencias, desfiles, concursos para resaltar la fecha.

Art. 4. Que se publique en el Registro Oficial, como derecho exclusivo de la Municipalidad de Salitre la designación de "Salitre Capital Montubia del Ecuador".

TRANSITORIA: La presente ordenanza municipal, una vez publicada, será remitida al H. Congreso Nacional, la Real Academia de la Lengua Española, para que rectifique el concepto de MONTUBIO, no como termino PEYORATIVO, sino como una identificación cultural.

La presente ordenanza tendrá el carácter de especial y prevalecerá sobre cualquier otra que se le oponga, entrará a regir a partir de su promulgación.

Dado y firmado en la sala de sesiones de la ilustre Municipalidad del. Cantón Salitre, a los 28 días del mes de diciembre del año 2001.

f) Ab. Julio Alfaro Mieles, Alcalde del cantón.

f.) Prof. Manuel Osorio León, Secretario del Concejo.

Prof. Manuel Osorio León, Secretario General del I. Municipio del Cantón Salitre.- Certifica- Que la presente ordenanza fue discutida y aprobada en las sesiones ordinarias de los días 6 y 28 de diciembre del año 2001, en primera y segunda instancia, respectivamente.

Salitre, 28 de diciembre del 2001.

f.) Prof. Manuel Osorio León, Secretario Municipal.

Salitre, 31 de diciembre del 2001; a las 10h27.

VISTOS: La ordenanza que antecede y amparada en lo prescrito en el Art. 128 de la Ley de Régimen Municipal, elévese a conocimiento del señor Alcalde de Salitre, la presente ordenanza para su sanción.- Cúmplase.

f) Sr. Leonardo Peñafiel López, Vicealcalde del cantón.

f) Prof. Manuel Osorio León, Secretario Municipal.

Prof. Manuel Osorio León, Secretario Municipal del I. Municipio de Salitre.- Siento razón que notifiqué personalmente al señor Ab. Julio Alfaro Mieles, Alcalde del cantón Salitre, con la providencia que antecede, el día de hoy 31 de diciembre del año dos mil uno, a las 10h27.

Lo certifico.-

f) Prof. Manuel Osorio León, Secretario del Concejo. Salitre, 31 de diciembre del 2001; 10h27.

VISTOS.- Ab. Julio Alfaro Mieles, Alcalde del cantón Salitre, en uso de las atribuciones que me confiere la Ley de Régimen Municipal sanciono la presente Ordenanza de creación del hombre de "Salitre Capital Montubia del Ecuador" de la provincia del Guayas.- Publíquese en el Registro Oficial.- Cúmplase.

f) Ab. Julio Alfaro Mieles, Alcalde del cantón Salitre.

Proveyó y firmó la providencia que antecede el Ab. Julio Alfaro Mieles, Alcalde titular del cantón Salitre, en la fecha y hora que se señala en la misma.
Lo certifico.

Salitre, 7 de enero del 2002.

f.) Prof. Manuel Osorio León, Secretario del Concejo.

Certifica que la ordenanza que antecede es fiel copia de su original.

Salitre, 7 de enero del 2002.

f) Prof. Manuel Osorio León, Secretario del Concejo.



Demanda para que Salitre no sea capital montubia

Junio 17, 2006

SALITRE, Guayas


Una resolución del Tribunal Constitucional derogó uno de los puntos de la ordenanza municipal que denomina al cantón Salitre capital montubia del Ecuador.

La demanda fue interpuesta por Luis Alvarado Macías, “en calidad de procurador común de los miembros de la comunidad del cantón Salitre”.

El documento señala que el Concejo Cantonal de esta localidad, “por capricho, con precipitación y con falta de sensatez promulgó la ordenanza municipal, mediante la cual atentaron en forma difamante, tratándolos con el calificativo “peyorativo de montubio”, que tiene como derivados los vocablos ofensivos e injuriosos de montaraz, agreste, rústico y grosero, que lesionan sus dignidades de hombres de bien.

El TC aceptó, en forma parcial, la apelación de Macías y resolvió derogar el artículo 2 de la ordenanza impugnada que manda: “Exigir a todas las instituciones del cantón que en la papelería en la parte inferior esté insertada la frase Salitre, capital montubia del Ecuador”.

El alcalde de Salitre, Julio Alfaro, dijo que Macías representa a un grupo minoritario de salitreños y que por este motivo en agosto próximo se realizará en este cantón una manifestación de campesinos, agricultores y residentes para demostrar su orgullo por esta denominación.

Agregó que ayer en sesión de Concejo se conoció el informe del TC y se dispuso la reforma del citado artículo de la ordenanza para que en lugar de decir “exigir” se ponga “recomendar”.

Aclaró además que en el Diccionario de la Real Academia hay varias acepciones para montubio, pero la que debe identificarlos es: montubio de la Costa.

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL:

No. 0003-2003-RS

LA PRIMERA SALA DEL
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En el caso signado con el No. 0003-2003-RS:
ANTECEDENTES:

El abogado Luis Alvarado Macías, en su calidad de Procurador Común de los Miembros de la Comunidad del cantón Salitre, interpone, dentro de término, recurso de apelación para ante el Tribunal Constitucional, de la resolución del H. Consejo Provincial del Guayas, adoptada en sesión de 06 de diciembre de 2002. En lo principal el accionante manifiesta:

Que a través del oficio 0000018 de fecha 6 de enero de 2003, ha sido notificado con la Resolución expedida el 6 de diciembre de 2002, por el Consejo Provincial del Guayas, con la cual se le hace saber que declaran sin lugar el recurso de apelación interpuesto por sus representados y ratifican la resolución acordada por el Concejo Cantonal de Salitre en sesiones ordinarias verificadas los días 6 y 28 de diciembre del 2001, por la cual se dictó la Ordenanza de creación del nombre de "SALITRE CAPITAL MONTUBIA DEL ECUADOR".

Que sorpresivo ha sido para los miembros de la comunidad del Cantón Saliltre, que se les haya dado este tremendo golpe en lo más íntimo de su espíritu, que lesionan los sentimientos de salitreñidad y que impactan los intereses de la justicia al haberse pronunciado esta resolución plagada de violaciones de preceptos constitucionales y legales, que esperan que el Tribunal Constitucional ante el que recurren, logre reparar el daño causado, REVOCÁNDOLA EN TODAS SUS PARTES.

Que el Concejo Cantonal de Salitre, por capricho, con precipitación y con falta de sensatez promulgó la Ordenanza Municipal que impugnan, mediante la cual atentaron en forma difamante, tratándolos con el calificativo "PEYORATIVO DE MONTUBIO", QUE TIENE COMO DERIVADOS LOS VOCABLOS OFENSIVOS E INJURIOSOS DE MONTARAZ, AGRESTE, RUSTICO Y GROSERO, que lesionan sus dignidades de hombres de bien.

Que a fojas 104 consta la resolución adoptada por el H. Consejo Provincial del Guayas de fecha 6 de diciembre de 2002, mediante la cual declara sin lugar el recurso de apelación interpuesto por el Abg. Luis Alvarado M, en su calidad de procurador común de los Miembros de la Comunidad del Cantón Salitre y ratificar la resolución acordada por el Concejo Cantonal de Salitre; y posteriormente concede el recurso de apelación para ante el Tribunal Constitucional

Encontrándose la causa en estado de resolver la Sala hace los siguientes,

CONSIDERANDOS:

PRIMERO.- Que, el Tribunal Constitucional es competente para conocer y resolver la presente causa, en virtud de lo dispuesto en el numeral 7 del artículo 276 de la Constitución Política de la República;

SEGUNDO.- Que, no se ha omitido solemnidad sustancial alguna que influya en la decisión de la causa, por lo que el proceso es válido y así se lo declara;

TERCERO.- Que, de conformidad con el artículo 138 (hoy 134) de la Ley Orgánica de Régimen Municipal reformado, establece en el segundo inciso que: "Cuando la apelación se origine en la violación de preceptos constitucionales, el que por ordenanzas o resoluciones de la municipalidad se creyere perjudicado, podrá acudir ante el Tribunal Constitucional, el que resolverá la reclamación dentro del término de treinta días de haberlo recibido". El expediente ingresa al Tribunal Constitucional el 14 de mayo de 2003.- Mediante oficio Nro. 161-2003-TC-III-S, suscrito por el Dr. Jaime Nogales Izurieta de fecha 5 de junio de 2003, le solicita al Presidente de la Tercera Sala se lo excuse de la presente causa, por cuanto su hijo el señor abogado Jaime Nogales Torres, es vicepresidente de la Comisión de Municipalidades, Excusas y Calificaciones del H. Consejo Provincial del Guayas.

CUARTO.- Mediante oficio Nro. 163-2003-III-SALA de fecha 6 de junio de 2003, el Presidente de la Tercera Sala, se dirige al Secretario General del Organismo y le adjunta copia de la excusa presentada por el Dr. Jaime Nogales Izurieta, a fin de que se convoque al Dr. Bolívar Andrade Ormaza, para que sustancie la presente causa.- El Dr. Víctor Hugo López Vallejo, Secretario General del Tribunal Constitucional, con oficio Nro. 427-TC-SG, de fecha 30 de abril de 2004 y ante los pedidos del Presidente de la Tercera Sala, en el punto dos del mencionado oficio dice: "Respecto del caso No. 003-03-RS, hasta la presente fecha el Dr. Jaime Nogales, Vocal de esa Sala, no tiene Vocal alterno, el Congreso Nacional", particular, entre otros, que ha retrasado el trámite de la causa.

QUINTO.- Con fecha 13 de marzo de 2006, los actuales Vocales de la Primera Sala del Tribunal Constitucional avocan conocimiento de la presente causa, y mediante providencia de 30 de marzo de 2006, atendiendo un escrito del apelante, señala para el 12 de abril de 2006 la audiencia solicitada la que tiene lugar en la fecha señalada.

SEXTO.- Que, el acto que se impugna es la promulgación de la ordenanza que crea el nombre "Salitre Capital Montubia del Ecuador" para el cantón Salitre de la provincia del Guayas, ordenanza publicada en el Registro Oficial No. 520 del día viernes 22 de febrero del 2002.

SEPTIMO.- Que, la dicha Ordenanza, según su expresión, crea el nombre, en realidad, el eslogan: "Salitre Capital Montubia del Ecuador", motivando dicha denominación y fundamentando tal decisión en el hecho de que en dicha localidad se realizan afamados rodeos montubios, señalándose asimismo que el montubio tiene su propia idiosincrasia y cultura, afirmándose que es en el cantón Salitre donde se encuentra la génesis de la verdadera expresión montubia en el Ecuador. Es entonces necesario valorar esta decisión normativa, la denominación, eslogan o lema, y el uso que se decide para dicha nominación con el contenido que se atribuye, esto es: analizar la facultad municipal, el instrumento jurídico del que se ha valido para resolver esta denominación, el alcance y obligatoriedad de uso, según se establece en la indicada norma.

OCTAVA.- Que la cultura siendo un conjunto de manifestaciones en que se expresa la vida de una comunidad, constituye siempre y necesariamente en un proceso colectivo, necesariamente intersubjetivo, dialogal, donde los individuos, las personas nos reconocemos, identificamos, descubrimos y hacemos en relación de alteridad con otros individuos pertenecientes a nuestra cosmovisión o ajenos a ella. La cultura, como proceso colectivo que se construye intersubjetivamente condensando una identidad compartida que se reconoce objetivamente, no elimina ni puede eliminar o limitar las decisiones particulares, las elecciones libres de las personas, las que con su propia participación, comprensión, creación y elección particular, alimentan y desarrollan el proceso cultural. La cultura no es pues un solo recurso a la tradición ni al pasado, es siempre una lectura de la historia y una propuesta, una actualidad de comprensión y valoración de la realidad y la vida.

NOVENA.- La cultura, comprendida en el ámbito del Estado Social de Derecho es ella misma un derecho colectivo de patrimonio común del pueblo, elemento de su identidad, derecho fundamental difuso, no perteneciente a ninguna persona de modo exclusivo y sobre el que se garantizan derechos a todas las personas. Tratándose de un derecho de patrimonio colectivo, el propio Estado, sin ser su titular, a través de sus instituciones, es responsable de la promoción, estimulo y generación de políticas de protección y respeto de dicho patrimonio, en lo tangible e intangible, según dispone el Art. 62 de nuestra Carta Política. La cultura como derecho de patrimonio del pueblo para la que el Estado a través de sus instituciones se responsabiliza de su promoción y protección, no puede en ningún caso contrariar los derechos fundamentales de las personas, pues los derechos comunes no se superponen a los individuales y particulares, garantizados en nuestra Constitución, sino que son ellos mismos constituyentes de esos derechos individuales; por lo tanto, la cultura no promueve ni impone una visión y comprensión de la realidad lo que es igual al gregarismo o la masificación, pues ello implicaría su misma negación como realidad dinámica producto de la interacción de las personas, siempre diálogo que para que se produzca precisa el respeto a tales los derechos particulares: libertad de conciencia, opinión y libre credo.

DÉCIMA.- El constitucionalismo ecuatoriano ha ido reconociendo la incidencia de la vivencias espirituales del pueblo y ha reconocido que el Ecuador es un estado pluricultural y multiétnico (artículo 1 de la Constitución). De igual manera, la Constitución Política del Estado ha reconocido como derecho civil, el derecho constitucional a participar en la vida cultural de la comunidad lo cual equivale a reconocer y garantizar los derechos particulares a disentir, contribuir con la propia opinión y criterio libre en la vida de la colectividad de la que se forma parte y a la que se valora y reconoce de diversos modos legítimos.

DÉCIMA PRIMERA.- Que, el apelante, por el derecho fundamental difuso cuya protección reclama, considera que la expresión montubio tiene una connotación peyorativa, sinónima de montaraz, agreste, rústico y grosero, por lo cual, no se puede ni debe identificarse de manera obligatoria a una comunidad con ese vocablo, aunque muchas personas de ese colectivo social hayan recuperado y otorgado a este sustantivo diferente y positiva connotación con la que se identifican, promoviendo y buscando que esa identificación y nueva valoración sea compartida colectivamente.

DÉCIMA SEGUNDA.- Que las municipalidades son autónomas, salvo lo prescrito en la Constitución y la Ley, según se reconoce y establece en el Art. 228 de la Constitución y el Art. 16 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal, sin que la potestad normativa suponga, en ningún caso, que las Municipalidades o los organismos del régimen seccional autónomo, puedan por Ordenanza crear su nombre propio o autonominarse, pues ello equivale a la disponibilidad no prevista en la Constitución ni la Ley, para que dichos órganos se autoimpongan personalidad e identidad, esto es, darse nacimiento, existir.

DÉCIMA TERCERA.- En un Estado Social de Derecho de administración descentralizada, la división política administrativa es materia de reserva legal, conforme lo establece el artículo 141 numeral 5 de la Constitución, por tanto, un Cantón no puede mediante Ordenanza cambiar el nombre propio con el que ha nacido y existe por virtud de la Ley sin que tal nombre e identidad pueda derivarse de un instrumento jurídico de inferior jerarquía a la Ley y que regula en una materia para la que no tiene competencia.

DÉCIMA CUARTA.- Ahora bien, conforme lo establecía el numeral 10 del artículo 15, ahora numeral 9 del artículo 14 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal, es función primordial de las Municipalidades el fomento del turismo, por lo cual, la creación de un lema, un slogan de identificación y difusión, bien puede contribuir a promocionar la imagen del Cantón al tiempo que coadyuva a rescatar, conformar y afirmar una valoración e identificación colectiva, su cultura (Art. 14, numeral 15 de la misma ley), por lo que, es legítimo que una municipalidad pueda crear una denominación especial para reconocer y promover su imagen e imaginario colectivo, tal como se ha decidido según se expresa y manifiesta en la ordenanza impugnada. En este sentido, como lema de convocatoria, promoción y valoración colectiva, sin que ello implique cambio alguno en la denominación del Cantón Salitre, el eslogan emblemático, lema promocional ideado por la Municipalidad de Salitre, efectivamente, contribuye a conformar un espíritu positivo hacia la cultura local y por lo tanto a una nueva y positiva valoración del montubio habitante de ese Cantón, cuyas cualidades se rescatan a través de la indicada Ordenanza y las celebraciones que se determinan y que son el medio para que se cumpla tal propósito.

DÉCIMA QUINTA.- Es de importancia también dejar constancia que si bien una Ordenanza puede establecer unos propósitos de política institucional para la promoción turística y cultural de competencia municipal, el uso de un lema distintivo, la marca de un servicio, para su registro, siempre que se respeten los derechos de las comunidades de conformidad a la Convención que previene la exportación, importación, transferencia de la propiedad cultural y los instrumentos acordados bajo los auspicios de la OMPI, se encuentran regulados en la Ley de Propiedad Intelectual, disposiciones que la Municipalidad de Salitre a de tener en cuenta y a las que habrá de sujetarse de modo obligatorio. Al respecto, nuestra Constitución enseña y manda: "Se reconocerá y garantizará la propiedad intelectual, en los términos previstos en la Ley y de conformidad con los convenios y tratados vigentes" (Art. 30, inciso tercero), por lo que el Art. 4 de la indicada Ordenanza, carece de los efectos jurídicos que se atribuye.

DÉCIMA SEXTA.- Que, el artículo 2 de la Ordenanza impugnada, en tanto manda: "Exigir a todas las instituciones del cantón que en la papelería en la parte inferior esté insertada la frase "Salitre Capital Montubia del Ecuador", confronta, restringe, limita y contraría, conforme se ha argumentado, el derecho de los particulares a expresar su conciencia, comprensión y valoración de sí mismos y por lo tanto su derecho a participar de la vida colectiva de la que forman parte, imponiendo una obligación a un derecho sobre el que ni el Estado ni los particulares pueden reivindicar para sí titularidad exclusiva, es contrario al ordenamiento Constitucional no sólo por cuanto afecta el contenido mismo de los derechos referidos sino porque, según manda el Art. 141 de la Constitución de la República: "Se requerirá de la expedición de una ley para las materias siguientes: 1. Normar el ejercicio de libertades y derechos fundamentales, garantizados en la Constitución". Tal imposición, por un instrumento de jerarquía menor a la de la Ley, limita de modo ilegítimo y por el fondo y sustancia la libertad particular que es condición y fundamento de la vida asociada, al tiempo que afecta y restringe la dinamia y ejercicio del derecho sobre la cultura, que siendo patrimonio del pueblo de Salitre, no puede ser impuesto de modo exclusivo y excluyente, al extremo que las personas y las instituciones, ajenas a la institucionalidad municipal, contra su voluntad, sean exigidas en el uso de un slogan y lema con el que no participan y con el que no se sienten identificados de modo positivo. Es el respeto y protección de estos derechos el principal deber del Estado, según dispone el Art. 16 de nuestra Constitución, por lo que, tal imposición es, definitivamente, inconstitucional.

Por las consideraciones expresadas y en el entendido de que la Ordenanza impugnada no cambia el nombre del Cantón Salitre sino crea un lema o slogan para su promoción turística y cultural, en uso de sus atribuciones, la Primera Sala del Tribunal Constitucional,

RESUELVE:

1.- Aceptar parcialmente la apelación presentada y, en consecuencia:

2.- Declarar la inconstitucionalidad por el fondo del artículo 2 de la ordenanza impugnada que manda: "Exigir a todas las instituciones del cantón que en la papelería en la parte inferior esté insertada la frase "Salitre Capital Montubia del Ecuador", norma publicada en el Registro Oficial No. 520 de 22 de febrero de 2002.

3. Notifíquese y publíquese en el Registro Oficial.

f.) Dr. Juan Montalvo Malo, Presidente, Primera Sala.

f.) Dr. Tarquino Orellana Serrano, Vocal, Primera Sala.

f.) Dr. Enrique Tamariz Baquerizo, Vocal, Primera Sala.

Razón.- Siento por tal que la Resolución que antecede, fue discutida y aprobada por los señores doctores Juan Montalvo Malo, Presidente de Sala; Tarquino Orellana Serrano y Enrique Tamariz Baquerizo, Vocales de la Primera Sala, a los diez días del mes de mayo de dos mil seis.-

f.) Dra. Anacélida Burbano Játiva, Secretaria, Primera Sala.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL.- PRIMERA SALA.- Es fiel copia del original.- Quito, a 18 de mayo del 2006.- f.) Secretaria de la Sala
Quito D. M., 10 de mayo de 2006.-

Magistrado ponente: Dr. Juan Montalvo Malo


REACCIONES:
Nos llama poderosamente la atención la noticia -publicada en EL UNIVERSO el sábado 17 de junio, con el título “Demanda para que Salitre no sea Capital Montubia”- y por la cual nos enteramos que el Tribunal Constitucional deroga uno de los puntos de la ordenanza municipal que denomina al cantón Salitre como “Capital Montubia del Ecuador”, debido a que por la demanda interpuesta, se aduce que mediante esta ordenanza se estaría difamando a los salitreños con el calificativo “peyorativo” de montubio, que tiene el significado de ofensivo de agreste, grosero, etcétera.Al respecto, apoyo íntegramente la ordenanza del Concejo de Salitre que representa dignamente a los ciudadanos de dicho cantón, ya que al contrario de cualquier desacertada definición, ser montubio constituye orgullo; como un orgullo significa en México ser llamado “charro”, o en Venezuela ser llamado “llanero”, “gaucho” en Argentina, o “huaso” en Chile.El insigne folclorólogo Justino Cornejo, define al montubio como “campesino costeño del Ecuador” y agrega que es: “...elemento mestizo en cuya composición racial intervienen las sangres blanca, india y negra en proporciones diferentes”. ¿Dónde está entonces la ofensa? Según el escritor guayaquileño José De la Cuadra el montubio es “el hombre que vivió y que vive en la zona regada por los largos ríos litoralenses y sus numerosos tributarios”. Y para Pedro Fermín Cevallos autor de Resumen de la Historia de Ecuador, el montubio es el agricultor o campesino de la Costa.En Ecuador, sin importarnos en este caso lo que diga la Real Academia, ser montubio es sinónimo de esfuerzo, lealtad, valentía, inteligencia, capacidad y honorabilidad. El montubio es reconocido por la mayoría de historiadores como el “verdadero forjador del progreso de la patria”, y como el máximo representante de la nacionalidad ecuatoriana por su composición racial; por lo tanto, en Ecuador ser llamado montubio, es un altísimo honor que se lleva con la frente en alto.Sergio Cedeño AmadorPresidente de la Fundación Regional de Cultura MontubiaGuayaquil
http://www.eluniverso.com/2006/06/24/0001/22/cartas.aspx
Estas intenciones del personaje que interpone la demanda, son como si el mismo negara que su identidad pertenece a la de una persona. Que él no es una persona, que no es un hombre.
QUIERO PONER EN CLARO QUE NO ES EL PUEBLO EL QUE SE OPONE, SINO UN SOLO CIUDADANO "LUIS ALVARADO MACIAS".
No se puede poner por lo tanto, el párrafo que el señor Miguel Donoso Pareja escribe en el Prólogo al libro de Willington Paredes Ramirez (LOS MONTUVIOS: UNA ETNIA INVISIBILIZADA), donde dice: "Sin embargo en Salitre(EL UNIVERSO, Guayaquil, 17-VI-2006) los pobladores del cantón se oponen a una ordenanza municipal que lo declara "capital montubia" por considerar que el apelativo es peyorativo ." esta redacción se presta a confuciones, quizas debería editarlo de otra manera. Quizas su intención fué aclararlo con lo redactado en el paréntesis que él mismo escribió a continuación de esa parte transcrita. (los campesinos del sector, en cambio, organizan movilizaciones para "demostrar su orgullo por la denominación"). Reitero no somos los pobladores de Salitre los que nos oponemos se opone uno sólo, LUIS ALVARADO MACIAS.

No hay comentarios:

EL FRENTE UNITARIO POR LA REFORMA AGRARIA - FURA

A mediados del año 1.972, se constituyó en Guayaquil el Frente Unitario por la Reforma Agraria - FURA - , que tuvo como protagonistas y p...